Análisis de riesgos - Mayor decisión con menor incertidumbre

 

Es muy normal que el estilista o el veterinario dude sobre la compra de máquinas de corte e insumos adicionales, sobre todo al inicio de la actividad. El dinero es un recurso escaso, que se debe administrar e invertir donde cada peso produzca más. El nuestro es también un país caro, de frontera. Estamos entre los países más alejados de China por ejemplo. Un envío de urgencia vía aérea debe ser de los más costosos. Sumemos un Estado en constante déficit fiscal, que por años incrementó continuamente los impuestos y aplicó presión sobre los negocios. Esto me recuerda el tema del post y los incentivos más poderosos en la economía, que son la codicia y el miedo. Los más osados, estarán más cerca del primero, y los más sensibles serán propensos a éste último. Al miedoso que todos llevamos dentro va dedicado este artículo.

Pero siendo este un post sobre análisis de riesgos, la introducción ya derivó suficiente. La materia que hoy nos ocupa es cómo aplicar la herramienta de análisis de riesgos para la toma de decisiones de inversión. Recordemos que una inversión será todo lo que haga que ingrese dinero o lo que evite su pérdida. Y un gasto será todo aquello marginal que no tenga una clara contribución al negocio. Prácticamente ya hemos definido nuestro principal riesgo, perder un dinero ya ganado o perder un tiempo que podría haberse convertido en dinero (costo de oportunidad). Cada minuto que no podamos trabajar porque la silla está vacía, porque se arruinó la única cuchilla de corte que tenemos, porque se cortó la luz y no ingresan clientes al local, es una pérdida. Y sentarnos un rato a pensar cómo evitarlas es el análisis de riesgos que hoy nos ocupa.

Vamos entonces a identificar los principales riesgos de pérdida que tengamos, sobre todo, los que afectan la continuidad del negocio. Es decir, vamos a pensar un paso adelante en el futuro, que podría pasarnos y produzca una pérdida. En otros términos, queremos planificar nuestras contingencias y ver la forma de mitigar sus efectos. Si en nuestra ciudad hay muchos cortes de luz, y el local está lleno los sábados, hay que probar un viernes el generador eléctrico, o comprar uno si no lo tenemos. Pero si fuésemos principiantes y hacemos nuestros primeros cortes, el foco del riesgo es otro. Queremos cuidar nuestras herramientas de trabajo para que no fallen en medio de la jornada laboral. En concreto, lo que vamos a hacer con lápiz-papel o planilla de cálculo, es una tabla que contenga todos los ítems que consideremos son un riesgo para nuestro negocio, en la siguiente columna, vamos a poner su probabilidad de ocurrencia (baja, media, alta, para simplificar). En la siguiente ingresaremos cuánta sería la pérdida económica si efectivamente ocurre cada contingencia. Otra columna contendrá las acciones preventivas que se nos ocurran para mitigarlas o evitarlas y finalmente habrá una columna del costo que saldrá mitigarla. En resumen, tenemos seis columnas (número identificador del riesgo, detalle del riesgo, probabilidad de ocurrencia, costo de ocurrencia, acciones mitigantes, costo de mitigar cada uno).

Con nuestros riesgos identificados vamos a hacer una tabla de doble entrada conteniendo Probabilidad de ocurrencia (baja, media alta) y costo de ocurrencia (bajo, medio, alto). Es decir, cuanto perderíamos si se produce. Nos van a quedar nueve cuadrantes donde iremos poniendo el número que identifica cada uno de los riesgos conocidos. Algún lector ya se habrá dado cuenta desde el inicio que la columna con costo bajo de mitigación es la más fácil de solucionar. Pero ¿vale la pena poner plata en el cuadrante costo bajo + riesgo bajo, si es poco probable que ocurra? ¿si no ocurre durante años, se consideraría como un costo o como una inversión? Aquí mismo notamos que está faltando una dimensión en la tabla. El riesgo de incendio es de baja probabilidad, y por consiguiente, su seguro es de los más económicos. Tenemos un ejemplo de riesgo bajo + costo bajo, que deberíamos anticipar, porque un incendio del local directamente puede sacarnos del negocio. Por lo que a cada uno de los números los vamos a poner en un color, rojo para costo alto (por ejemplo, un incendio con destrucción total), naranja (o amarillo) y verde para costos medio y bajo. Entonces nos queda una tabla que reduce nuestra incertidumbre de inversión recordando que nuestro objetivo siempre es gerenciar un recurso escaso. Y de acuerdo a la cantidad de dinero disponible, iremos invirtiendo en los cuadrantes según los criterios de prioridad y riesgo que vayamos considerando. No hay una regla, pero lo importante es tener el tema presente, en mente y hacer algo al respecto antes que ocurra. Quien puede tomar una decisión de mitigación, es en parte responsable si el siniestro ocurre y no se invirtió en la menor preparación.

Hoy nos hemos concentrado en mirar nuestros miedos a la cara y administrar sus riesgos a fin de reducir la sensación de incertidumbre. Aun así, no todo es protegernos. Podemos distraer fondos y decidir que una mesa de pool en medio del salón ayuda a que los clientes pasen el rato mientras esperan un corte. Y eso es parte de otra gestión económica, sobre cómo administrar nuestra codicia. Y cómo decidir frente a variados proyectos de inversión en cartera. Como vemos, la codicia y el crecimiento económico vienen acompañados de todo un nuevo léxico y si hilamos fino, de muchos cálculos numéricos. Espero que el post haya servido para mirar nuestra actividad con más decisión y menos incertidumbre ¡Hasta el próximo!

Equipo Midén.

 


Midén - Service Oficial Wahl-Moser-Andis-Vanta-Taiff
    • Robot de Respuesta Inmediata

      ¡Hola! Los operadores me dejaron a cargo de responder las preguntas cortas y frecuentes mientras hacen cosas de humanos. Si tenes alguna consulta compleja, se las transmito. ¡Bip!

Robot de respuesta inmediata

¡Hola! Con estas pocas líneas queremos presentarte al robot de respuesta inmediata de Midén. El mismo recupera de la base de datos...

Encontrá en Midén de todo para tu barbería

 ...

Mantenimiento de cuchillas de corte

Normalmente llegan al taller para afilación una serie de cuchillas en diversos estados de conservación. Todo se procesa, si falta un tor...

Entre Afeitadoras y Peluseras

En nuestra actividad diaria en Mercadolibre, email y este mismo foro, nos encontramos con consultas de las más variadas. Mismas que tratamos de...